Para los mayores

Gatos y perros en Facebook

Aviso en Facebook: “Se ofrecen perros en adopción”

Aviso en Facebook: “Se ofrecen perros en adopción”. Perros perdidos, perros en adopción, gatos abandonados… Y nuestro muro más parece un zoológico que otra cosa. Y seguro que todos y todas tenemos contactos que sobre todo se dedican a publicar este tipo de posts. Imágenes de camadas de perros que se ofrecen de manera urgente antes de que sean sacrificados, gatos que se han perdido y su dueño o dueña está desesperado buscándolo, fotos de perros terriblemente mutilados acompañados de un texto criticando la acción y a veces dando datos de los supuestos autores…

Una vez más conviene reflexionar y pensar qué aporta colgar este tipo de imágenes. No niego que muchas veces son perros o gatos que tiene un amigo o amiga y que nos pide que publiquemos para encontrarle dueño o para dar con su paradero. Bien, esto es algo útil. Pero hay personas que se dedican a reproducir compulsivamente cualquier imagen en la que aparezca un animal, sea perdido, maltratado u ofrecido. Y no se paran siquiera a leer lo que acompaña a esas imágenes. Y así se da el caso de ver en nuestro muro –a nosotros que estamos en España, por ejemplo– que nos ofrecen una camada de perros que hay que recoger en Brasil, o el aviso de un gatito que se ha perdido en México o bien un cachorrito que se regala pero la fecha del aviso es de hace dos años.

Cuando se trata de maltrato animal, se acompañan imágenes explícitas y en ocasiones con los datos del presunto autor. Pocos se paran a comprobar si es realmente el autor, con lo que en caso de difundirlo indiscriminadamente, y si realmente ésa no es la persona autora del maltrato, le estamos causando un grave perjuicio. En estos casos, lo que hay que hacer es enviarlo vía mensaje privado a la Policía, pero no arreglamos nada publicándolo.

Otras veces hay desaprensivos que se dedican a publicar imágenes de animales que se regalan adjuntando un teléfono para llamar para más información o para adoptarlos. No sería la primera vez que se trata de un acoso o una venganza hacia la persona titular de esa línea telefónica, para que sea acribillada a llamadas, cuando no tiene nada que ver con el asunto: ni existen tales perros ni esa persona ofrece nada.

Así que seamos precavidos a la hora de publicar en Facebook. No cuesta nada comprobar si es un aviso real y vigente y, en caso contrario, no llenar de “ruido” (o basura, como prefiráis llamar) los muros de nuestros contactos.

Fotografía de b1ue5ky

Tu comentario/O teu comentario