Menores en red

Fotos de hijos en Internet

¿Fotos de tus hijos en Internet?

Las fotos de tus hijos en Internet. Un tema escabroso y no siempre bien gestionado. Mucho llevamos comentado en este blog acerca de los riesgos a que se exponen los menores al colgar fotos propias y de terceros en las redes sociales. Y hemos recomendado que se les advierta de que deben pedir permiso para subir fotos de sus compañeros y amigos. Y que aún así, lo deben hacer con precaución.

Y ahora, pregunto ¿hacemos lo mismo los adultos con las fotos de los menores? Cualquiera que tenga un perfil en Facebook puede hacer una revisión de sus contactos y seguramente más de uno tendrá en sus álbumes de fotos imágenes de sus hijos o hijas. ¿Qué tiene de malo?, dirá más de uno. Pues sencillamente que lo mismo que se aplica a la conducta de los menores en la Red debe aplicarse igualmente a la de los adultos.

Es cierto que las redes sociales se usan para mostrar fotos de nuestra familia a los amigos y a los familiares que están lejos. Si un tío que vive a 1000 km no ha podido venir al cumpleaños o a la Primera Comunión, puede ver fotos de la celebración a través de Facebook. El problema es que estamos exponiendo la imagen de nuestros hijos e hijas (y posiblemente de sus amiguitos y amiguitas) a todo el mundo. Sí, que seguramente tenemos restringido el visionado de las fotos a nuestros amigos, o quizás a los amigos de amigos… Pero ¿y si esos amigos o amigos de amigos reproducen nuestras fotos en sus álbumes? Ya lo hemos dicho en más de una ocasión: en cuanto subimos fotos a la Red, perdemos todo el control sobre ellas, por muchos filtros de privacidad y precauciones para que no se puedan “copiar”. Cualquier imagen que se suba a Internet se puede descargar, no hay ninguna herramienta que lo impida.

No pretendo alarmar, pero lo cierto es que parte del material de los pederastas proviene precisamente de fotos que los propios menores o padres inocentes cuelgan en sus perfiles. Fotos que en un contexto familiar no tienen mayor trascendencia, fuera de ese contexto puede adoptar otro cariz para estos sujetos enfermizos.

Lo mismo hay que decir con la participación en concursos infantiles, los típicos donde se suben fotos de los peques con el ánimo de ganar algún premio o lograr que sirvan de modelos publicitarios. La imaginación de muchos individuos es increíble y puede dar lugar a disgustos como los de una madre que denunció el uso pornográfico de las fotos de sus hijos e hijas en Internet. Son casos reales que se pueden dar.

Entonces muchos padres y madres se preguntarán de qué sirve Internet y sus herramientas si no facilitan el compartir fotos con familiares y allegados. ¿Hay que volver a los viejos tiempos en que se revelaban las fotos en papel y se enviaban por correo postal a las personas que queríamos? No es necesario tanto. Internet tiene otras herramientas más seguras para compartir las fotos con las personas que queremos. Una de ellas es Flickr, que nos da la opción de que las fotos sean totalmente privadas y sólo las podamos ver nosotros con nuestra clave, pero que también ofrece la posibilidad de enviar unas invitaciones a “pases privados” a personas concretas, pases que podemos hacer caducar cuando nos convenga.

Una vez más pongo el ejemplo de la calle. Internet es igual que la calle: no se nos ocurre pegar en la puerta de nuestra casa las fotos de nuestros hijos e hijas, aunque pongamos encima un aviso de que “sólo es para que la vean nuestros familiares”. Los tiempos evolucionan muy rápido. Antes imprimías las fotos en papel  se las enseñabas a los familiares y amigos y las volvías a guardar. Ahora se publican en Internet y cualquiera puede copiarlas y usarlas donde quiera. Es decir, antes se enseñaban las fotos, ahora se regalan. Como diríamos en Galicia, es todo cuestión de “sentidiño”. Se trata de conocer las herramientas que Internet nos ofrece, saber usarlas y aplicar el sentido común.

Fotografía superior de Thomas Hawk

2 comentarios

  1. Por supuesto. Tú eres el responsable de velar por su imagen y por su honor. Puedes subir fotos pero teniendo en cuenta que “no todo vale”. Se supone que te refieres a fotos normales. Te lo comento porque aunque los padres y madres pueden publicar fotos de sus hijos en las redes sociales, la Ley protege también la imagen del menor en caso de que los padres no cumplan con esa responsabilidad. Por ejemplo, si un padre o madre publica fotos de sus hijos que pueden suponer una situación vejatoria, humillante o que lleve al ridículo, la autoridad judicial puede actuar para evitarlo. En el caso de fotos de uso social habitual el problema puede venir por una sobreexposición del menor. Pero por supuesto que puedes publicar fotos. Lo único que te recomiendo es sentido común: piensa si es necesario colgar esa foto, quién puede ver esa foto (cualquiera que la pueda ver la puede descargar y colgar en otros lugares) y que es lo que consigues colgando esa foto. Si es para compartir con otros familiares, en el artículo te indico otras opciones con más garantías de privacidad.

  2. me gustaria saber si bajo mi responsabilidad yo puedo poner fotos de mi hija de 2 años en facebook

Tu comentario/O teu comentario