Archivo

delito

Cómo actuar ante un delito en la Red

Últimamente están apareciendo en los medios de comunicación muchas noticias de acciones policiales para frenar el envío de fotos y vídeos de contenido sexual protagonizados por menores. Los envíos se realizan sobre todo a través de Twitter, pero también por medio de los programas de mensajería de móviles, WhatsApp y Line. La Policía publica periódicamente avisos advirtiendo de que la transmisión de estos archivos o enlaces es constitutivo de delito. Y en esta semana estos avisos se han reforzado porque parece que muchas personas no son conscientes de esto. Y entre los denunciados por la transmisión de estas imágenes se encuentran numerosos menores.

Sin embargo no es de esto de lo que quiero hablar hoy. Me voy a referir a otro tipo de transmisión de imágenes, con otros fines, pero con resultados igualmente perjudiciales. Hablo de las personas que con el objetivo de denunciar la existencia de, por ejemplo, una web con contenido pedófilo, no se les ocurre mejor cosa que publicar el enlace en las redes sociales. Lo hacen con la idea de que otras personas denuncien la existencia de esa página para que la cierren. Como bien advierten los Cuerpos Policiales, seguramente la intención es buena, pero el resultado de la acción no lo es, y puede traer consecuencias para sus autores, es decir, para las personas que hacen públicos esos enlaces. El hecho de publicarlos hace que aumente el número de visitas.

Entonces ¿cuál es el procedimiento a seguir? Pues desde luego denunciar el hecho a la Policía Nacional o a la Guardia Civil, pero sin publicar enlaces en ningún sitio. Si recibes un tweet o te llega un mensaje a través de WhatsApp o cualquier otro medio, con un contenido susceptible de delito (pornografía infantil, imágenes de abuso a menores, ciberbullying…), debes seguir los siguientes pasos:

  1. No borrar el archivo susceptible de denuncia. Son pruebas que pueden necesitar los Cuerpos de Seguridad para llegar a los autores. Por supuesto, no difundirlos.
  2. Comunicarlo a la Policía Nacional o a la Guardia Civil. Ambos Cuerpos disponen de unidades especializadas en delitos telemáticos. La página de la Policía Nacional para este tipo de comunicaciones es http://www.policia.es/colabora.php. La de la Guardia Civil es http://www.gdt.guardiacivil.es/webgdt/pinformar.php. En cualquiera de los dos casos no es obligatorio proporcionar datos personales.
  3. En el supuesto de que lo que se quiera presentar sea una denuncia, puede interponerse también a través de las mismas páginas, pero teniendo en cuenta que en ese caso sí que hay que aportar datos personales y que necesariamente dentro de las 72 horas siguientes habrá que personarse en la Comisaría de Policía o en el centro policial o judicial que se decida para firmar esa denuncia.

La vigilancia para disponer de una Red sana es competencia de todos, no sólo de las Fuerzas de Seguridad. Por eso hay que colaborar por iniciativa propia cuando consideremos que estamos ante un delito.

Y algo muy importante que muchos padres y madres no tienen en cuenta. En ocasiones son los menores los que están siendo víctimas de determinados delitos: acoso, chantaje sexual, estafa, suplantación de identidad… Si tenemos constancia de esto, es necesario, imprescindible, que lo denunciemos. No ya informar, sino denunciar, por el bien de los hijos o hijas y del resto de menores que puedan estar siendo víctimas del mismo sujeto. Por ejemplo, muchos padres y madres no son conscientes de que el hecho de que le roben la cuenta de correo de la red social a su hijo es un delito. Las consecuencias pueden ser graves, ya que a través de ella acceden a todos sus contactos y a las imágenes almacenadas propias y de terceras personas. Con esta información y estos datos pueden hacer daño a otras personas y también pueden hacerse pasar por el menor al que le robaron esa cuenta. Es decir, la persona que ha hackeado o robado esa cuenta, tiene en sus manos un arma que puede ser muy peligrosa para muchas personas. Por eso es importante denunciar el hecho. Estaremos contribuyendo a aumentar la seguridad de la Red.

Todas estas recomendaciones son válidas para cualquier país. Soy conocedor de que muchos de los que leen este blog lo hacen desde países de Sudamérica, por lo que les remito a este artículo –Cómo denunciar un delito informático– donde podrán encontrar las direcciones a donde dirigirse para denunciar e informar de estos delitos en Argentina, México, Chile, Colombia, Perú, Venezuela, Ecuador, Uruguay y también Estados Unidos y Reino Unido.

Y para estar al tanto de consejos y de advertencias actualizadas sobre las amenazas delictivas que surgen día a día en la Red, os recomiendo las páginas y perfiles de las unidades de delitos telemáticos de la Guardia Civil y Policía Nacional en las Redes Sociales:

Tu comentario/O teu comentario