Consejos para menores

Configurar la privacidad en Instagram

Cómo configurar la privacidad en Instagram

¿Sabes configurar tu privacidad en Instagram? Quizás no conozcas que existen las cuentas privadas o quizás ni siquiera sepas que tu cuenta es pública. Esta opción para convertir tu cuenta de Instagram en privada es algo realmente útil, si quieres que tus imágenes tengan una cierta privacidad en la red.

Cuando abres una cuenta en Instagram, por defecto ésta es pública. Es decir, cualquier usuario puede ver las fotos que cuelgues. Si a esto le añades que en muchas ocasiones etiquetas esas imágenes con el lugar donde se tomó o con otras referencias, a una persona con malas intenciones puede resultarle de mucha utilidad. Piensa también en esas otras fotos que publicas y que dentro de un contexto resultan inofensivas pero que sacadas de él pueden tener otro significado. Me refiero a fotos tomadas en la playa o en una piscina, por poner un ejemplo. Compartidas con los amigos y amigas de la pandilla pueden no suponer ningún problema, pero si cae en manos de un desconocido, puede hacer magia con esas fotos. Podrían usarla para promocionar una página de contenido erótico, para crear perfiles falsos y a través de ellos poder practicar el ciberacoso. Podrían… podrían muchas cosas, porque la imaginación de los “malos” de Internet es increíble.

Si sólo vas a colgar fotos de paisajes o fotos artísticas en las que no aparecen personas, el que sean públicas no supone ningún problema, salvo que te preocupe la propiedad intelectual. Tus fotos pueden acabar siendo usadas en publicaciones, webs, blogs, sin el reconocimiento de tu autoría.

Salvo que tengas un afán especial de notoriedad –algo no muy recomendable si no eres una Violetta o un Justin Bieber de la vida– yo te recomiendo que conviertas tu cuenta de Instagram en privada, de tal modo que sólo tus contactos pueden acceder a tus fotos. Ojo, esto no significa que se elimine por completo el riesgo de difusión indebida de tus imágenes. Cualquiera de tus contactos puede tomar esa foto y publicarla en otros foros o aplicaciones, con lo cual queda a disposición de todo el mundo. Por eso, antes de publicar una foto, piensa en las consecuencias que podría tener su difusión pública.

Y ¿cómo se convierte la cuenta de Instagram en privada? Pues es muy sencillo. Accede desde tu móvil a Instagram. En la parte inferior derecha, pulsa en tu perfil, como ves en la imagen de la parte inferior de este artículo. Una vez en esa pantalla, pulsa en los puntitos de la parte superior derecha para acceder a la configuración de la cuenta. Y abajo, verás que está la opción de “Cuenta privada”. La activas, y ¡listo! Ya sólo las personas que apruebes podrán ver tus fotos y vídeos. No afectará para nada a los seguidores que tienes actualmente. Con lo cual, quizás no venga mal hacer una revisión de esos seguidores y comprobar que conocemos y confiamos en todos ellos.

Ya ves, es cuestión de dedicarle menos de un minuto, para asegurar un poco más tu intimidad. Porque ¿qué ganas con que tus fotos sean visibles para todo el mundo?

Configurar cuenta privada en Instagram

Fotografía superior de Tucker W.

1 comentario

  1. Menores y ni tan menores.. Yo creo que por seguridad es importante poner fotos en privado para evitar disgustos.. Y aún así cuidar mucho lo que se cuelga. Una comunidad cerrada permite mejor control sobre lo que se cuelga y que tu vida privada no sea de dominio publico.

    Responder

Tu comentario/O teu comentario