Consejos para menores

Ganar dinero con smartphone

Ganar dinero con un smartphone

¿Ganar dinero con un smartphone? Es un señuelo que quizás estemos viendo en varios sitios de Internet y sobre todo en los comentarios de usuarios de cualquier aplicación que tengamos instalada en el teléfono.

Posiblemente estos días, si has instalado una aplicación nueva, o si has accedido a su descripción en Google Play a la hora de actualizarla, habrás visto en los comentarios de los usuarios –donde normalmente valoran la app– recomendaciones de un cierto tipo de aplicaciones destinadas a realizar algunas cosas con nuestro teléfono –fotografiar productos en una tienda, ver vídeos, probar apps…– y a cambio recibir dinero. Y surge la duda: ¿realmente son aplicaciones que hacen lo que dicen o son un método para introducir algún tipo de virus en nuestro smartphone o para recolectar datos personales u otras intenciones? Pues para eso veamos algunas de ellas.

CashPirate

Es una de las que más se está promocionando. De entrada el nombre ya puede hacer desconfiar. Si instalas esta aplicación, lo que te va a proponer es sobre todo probar juegos, descargar aplicaciones gratuitas para valorarlas, ver vídeos, etc. A cambio te va dando puntos que luego son intercambiables por dinero o también por regalos. Además también se ganan puntos invitando a otras personas a usar la app. Es por eso que tantos usuarios deciden llenar la Red –y el espacio de recomendaciones de las demás aplicaciones– animando a probar esta app. CashPirate funciona en segundo plano comprobando si en efecto instalaste la aplicación que te propone probar.

¿Es efectivo? Pues seguramente el primer euro lo ganes muy rápidamente porque depende qué aplicación sea la que pruebes te da más o menos puntos. Pero una vez que agotes ya las de más puntos, el resto ofrecen muy poca recompensa (quizás 5 o 10 céntimos por cada una). Esto supone que para ganar un euro quizás tengas que instalar 10 ó 20 aplicaciones, con lo que comporta de posibles problemas de seguridad, bien porque la app que pruebas pueda ser malware o porque al instalarlas les estás dando acceso a tu información personal o permisos que no son recomendables (véase el artículo Los permisos de las aplicaciones de nuestro smartphone). Finalmente es fácil que después de un mes, y dedicándole al menos media hora diaria, no consigas más de 5 euros.

AppBounty

Esta aplicación te recompensa con tarjetas regalos de Amazon, iTunes, Google Play y otros, a cambio de instalar y probar apps gratuitas. Unas veces sólo te pide instalarla y otras veces te exige registrarte en esa aplicación o realizar alguna acción como jugar, por ejemplo. Al igual que CashPirate, resulta muy arduo conseguir alguna de las recompensas, porque las tarjetas regalo que ofrecen son de un monto mínimo que a veces resulta difícil alcanzar.

WHAFF

Es otra aplicación similar a las anteriores. En este caso te exige no sólo descargar las apps que te sugiere, sino también usarlas y no eliminarlas de tu teléfono. Una peculiaridad de esta aplicación es que te obliga a que te registres mediante tu cuenta en Facebook. Tiene un montón de posibilidades, como la de probar un juego unos minutos al día, o una oscura sección de Other picks que ofrece accesos directos a otros servicios similares a WHAFF. Cuidado, porque acceder a algunos de ellos sin comprobar los permisos que requieren, puede llevarte a perder el control de tu teléfono o acabar suscrito a un servicio de recepción de SMS Premium, con el consiguiente disgusto en la factura telefónica. Además, de forma parecida a las anteriores aplicaciones que comentamos, te exige un monto mínimo para poder comenzar a recibir las recompensas, y no es fácil llegar a esa cantidad (10 dólares).

Conclusión: aunque las aplicaciones –las que describo en este artículo y otras similares– hacen lo que dicen (ganar dinero a cambio de algunas acciones por parte del usuario), realmente exigen dedicarle mucho tiempo para obtener una pequeña ganancia. Además el hecho de instalar decenas de aplicaciones en nuestro teléfono comporta una serie de riesgos como los que ya hemos señalado (posibilidad de malware, acceso a nuestra información personal, pérdida del control de nuestro smartphone, suscripción a servicios Premium…). Por no hablar de que todas estas aplicaciones que instalamos para probar y para obtener las recompensas, ocupan espacio y recursos de nuestro smartphone, que se puede ver afectado en su uso cotidiano. Y por supuesto, el daño colateral del spam que inunda las secciones de valoraciones de usuarios en la Google Play y otras tiendas y foros.

Así que, aunque estas aplicaciones sean legales, no son muy recomendables. Piden demasiado para ganar muy poco.

Tu comentario/O teu comentario