Menores en red

Probamos Youtube Kids

Probamos YouTube Kids

Probamos YouTube Kids, la versión de YouTube dedicada en exclusiva a los más pequeños. Se trata de una aplicación que funciona en dispositivos móviles (móviles, tabletas, videoconsolas, Smart TV y Chrome Cast) pero no en PCs, ya que su público –niños entre 3 y 8 años principalmente– está habituado a manejar pantallas táctiles, pero no tanto teclados.

YouTube Kids ha llegado hoy mismo a España, pero ya se podía descargar en 10 países (EEUU, Canadá, Australia, Nueva Zelanda, Reino Unido, Irlanda, Argentina, México, Colombia y Brasil). Se puede descargar tanto desde la tienda de aplicaciones de Android Google Play como de la AppStore si se trata de dispositivos de Apple.

Una vez instalada, las primeras indicaciones se dirigen a los padres y madres (o adultos responsables). Lo que hace en las primeras pantallas (sólo en el primer uso) es ofrecer la información a los adultos sobre el funcionamiento y la configuración de la aplicación. Una vez leído (sí, conviene leerlo) y aceptado, da paso a la aplicación que pueden usar los niños.

Qué encuentran los peques en la aplicación.

En la pantalla de inicio los pequeños encuentran cuatro categorías: Programas, Música, Aprender y Explorar. Dentro de cada categoría, YouTube Kids ha seleccionado una serie de vídeos recomendados para estas edades. Eso sí, no pensemos que han sido seleccionados por humanos, sino por un potente algoritmo. Para que lo entendáis, un algoritmo viene a ser como un programa que realiza una serie de operaciones que conducen a un fin. Es decir, YouTube programa una búsqueda y selección de vídeos que respondan a una serie de características que les hagan aptos y recomendados para los menores. Esto quiere decir que puede fallar y a veces saltarse los controles. No es frecuente ni mucho menos que esto suceda, pero en caso de ocurrir, tenemos la posibilidad de “marcar” ese vídeo para que los responsables de YouTube Kids lo revisen y lo eliminen si eso es lo que procede.

Prueba otra búsqueda

Prueba a buscar otra cosa…

Dentro de cada una de estas categorías, YouTube Kids ofrece una serie de recomendaciones, también seleccionadas por su algoritmo. Muchas de ellas se basan en lo que se ha visto o buscado y siempre proceden de la colección completa de vídeos disponibles en YouTube Kids.

Hay otra sección llamada “Ver otra vez”, donde el niño puede elegir vídeos que haya visto previamente en la aplicación. Es algo que seguramente los pequeños harán, porque bien sabéis que les encanta repetir una y otra vez los vídeos y películas que más les gustan.

Control parental.

En la parte inferior derecha de la aplicación hay un pequeño candado. Pulsando en él se accede a la configuración. De entrada, nos da la posibilidad de establecer nuestra propia contraseña de 4 dígitos, de tal manera que los niños no puedan acceder a esta opción. Una vez dentro podemos manejar a nuestro gusto los siguientes parámetros:

  • Activar o desactivar la música de la aplicación (por defecto tiene la música activada).
  • Activar o desactivar los efectos de sonido de la aplicación.
  • Activar o desactivar las búsquedas. Si permitimos la búsqueda, el niño puede encontrar cualquiera de los millones de vídeos existentes en YouTube Kids. No se permiten ciertos términos de búsqueda y en caso de que el niño lo intente le aparecerá una pantalla invitándole a probar con otros términos. Si desactivamos la búsqueda, el niño sólo podrá buscar entre los vídeos recomendados por la aplicación y los recomendados según su historial de reproducciones.
  • Habilitar el envío a pantallas grandes. Si tenéis una Smart TV, sabéis que podéis visualizar los vídeos de YouTube de vuestros smartphones en la pantalla del televisor.
  • Configurar los subtítulos. En el caso de que el vídeo disponga de ellos, desde aquí se podrá cambiar el tamaño y el color.
  • Establecer el nivel de edad en la pantalla de inicio. Hay tres opciones: Todas las edades, Preescolar o Escolar.
  • Se acabó el tiempo

    Se acabó el tiempo…

    Cambiar la contraseña de acceso al control parental.

  • Borrar el historial de reproducciones.
  • Establecer el tiempo de uso. Una función muy interesante. Con ella podemos fijar el tiempo de uso que le permitiremos al niño. Va desde 1 minuto a las 2 horas. Una vez pasado el tiempo, aparecerá una divertida pantalla con la frase “¡Se acabó el tiempo!”. Bueno, quizás al niño no le parezca tan divertido…

Otras funcionalidades de YouTube Kids.

Como vemos, se trata de una aplicación bastante completa. Y conociendo la afición de los pequeños por la plataforma YouTube, nos ofrece unas garantías que el canal generalista no posee.

Otra de las ventajas es que no necesita registro ni recopila ningún dato personal, ni de los menores ni de los adultos. Lo único que hace es recopilar las características del dispositivo y el historial de búsqueda y reproducciones para ofrecer una mejor experiencia.

Ofrece, eso sí, publicidad, pero YouTube garantiza que se excluirán ciertas categorías, como por ejemplo las de comida y bebida.

Es compatible con funciones de accesibilidad, tanto de Android (Talkback) como de IOS (VoiceOver), que ofrece soporte para el acceso de usuarios ciegos y con visión reducida.

Concluyendo, se trata de una aplicación bien pensada para los niños de 3 a 8 años y que aporta un poco más de tranquilidad a padres y madres. Pero no olvidemos que la responsabilidad sobre la educación digital de los menores no se puede confiar exclusivamente a los programas, por muy bien pensados que estén y por muchas opciones de configuración que ofrezcan. Además de dejarles usar estos dispositivos –con todas estas medidas de seguridad, sí– debemos aprovechar cualquier oportunidad para compartir tiempo con ellos y ellas en su uso, descubriendo juntos cosas nuevas, enseñándole cómo navegar, cómo protegerse, como responsabilizarse. Por supuesto, de forma adecuada a cada tramo de edad y al nivel de madurez del niño.

Tu comentario/O teu comentario