Archivo

Twitter y profesores

Responsabilidad del profesorado en las redes sociales

Después de un período vacacional, vuelvo a retomar el blog, coincidiendo con el inicio del curso. Y lo hago con la consulta de una madre preocupada y responsable que me dice que a su hija de 11 años “le han dicho que tiene que abrir una cuenta en Twitter para poder mandarle deberes a través de ella”. Una irresponsabilidad, como la misma madre apunta, por parte del colegio y la profesora teniendo en cuenta que en ningún momento les han informado de los riesgos y ni siquiera de cómo usarla responsablemente.

De entrada es una auténtica barbaridad que se pida a niños y niñas de 11 años que se abran una cuenta en Twitter. Las redes sociales, y los servicios de microblogging como Twitter están dirigidos a mayores de 14 años, al menos en España.

El apoyo legal está en el Real Decreto 1720/2007, de 21 de diciembre, por lo que se aprueba el Reglamento de Desarrollo de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de protección de datos de carácter personal. En su artículo 13 dice:

  1. Podrá procederse al tratamiento de los datos de los mayores de catorce años con su consentimiento, salvo en aquellos casos en los que la Ley exija para su prestación la asistencia de los titulares de la patria potestad o tutela. En el caso de los menores de catorce años se requerirá el consentimiento de los padres o tutores.
  2. En ningún caso podrán recabarse del menor datos que permitan obtener información sobre los demás miembros del grupo familiar, o sobre las características del mismo, como los datos relativos a la actividad profesional de los progenitores, información económica, datos sociológicos o cualesquiera otros, sin el consentimiento de los titulares de tales datos. No obstante, podrán recabarse los datos de identidad y dirección del padre, madre o tutor con la única finalidad de recabar la autorización prevista en el apartado anterior.
  3. Cuando el tratamiento se refiera a datos de menores de edad, la información dirigida a los mismos deberá expresarse en un lenguaje que sea fácilmente comprensible por aquéllos, con expresa indicación de lo dispuesto en este artículo.
  4. Corresponderá al responsable del fichero o tratamiento articular los procedimientos que garanticen que se ha comprobado de modo efectivo la edad del menor y la autenticidad del consentimiento prestado en su caso, por los padres, tutores o representantes legales.

Es decir, con el consentimiento paterno, podría crearse la cuenta. No sería sólo la de Twitter ya que se precisa también una cuenta de correo electrónico, que también está sujeta a los mismos condicionantes apuntados arriba.

De todos modos Twitter dice claramente en su política de protección de datos:

Nuestra política respecto a los niños
Nuestros Servicios no se dirigen a personas menores de 13 años. Si Ud. advierte que su hijo nos ha facilitado datos personales sin su consentimiento, por favor póngase en contacto con nosotros en privacy@twitter.com. Nosotros no recogemos información de niños menores de 13 años de manera consciente. Si llega a nuestro conocimiento que un niño menor de 13 años nos ha facilitado datos personales, hacemos lo necesario para borrar dicha información y dar de baja la cuenta del niño. 

Tenéis también aquí el enlace al apartado de consejos para padres y adolescentes de Twitter, que, aunque en inglés, deja bien claras las precauciones a tomar.

En ningún caso, por lo tanto, se puede animar a un colectivo de menores a integrarse en una red social donde van a “convivir” con adultos. Y mucho menos hacerlo sin antes dar unas pautas de precauciones y formas de actuar, tanto a los menores como a padres y madres. Es una grave irresponsabilidad del educador incitar a usar la red de esta manera. Seguramente, quiero creer, consecuencia de un desconocimiento profundo por parte del profesorado, de lo que es Internet y las Redes sociales. Lo cual no les exime de culpa, ya que es su obligación estar formados.

Los educadores que de verdad quieren usar de forma responsable las redes sociales como forma de trabajo en el aula, tienen una excelente herramienta, y muy sencilla si le dedican un par de horas como mucho, que se llama Edmodo. Es un sitio para crear una red social cerrada sólo para alumnos y profesorado, totalmente gratuita y con garantías de seguridad. No exige la apertura de cuentas de correo electrónico a los alumnos-as y es el propio profesorado el que administra los usuarios. A través de esa red, una vez creada, se pueden encargar tareas escolares, trabajos de grupo, recomendar lecturas, hacer evaluaciones, calificar, responder consultas… Para el profesorado interesado, les dejo un par de tutoriales muy sencillos de esta herramienta educativa:

Mi consejo es que si a vuestro hijo o hija le mandan abrir una cuenta de correo o inscribirse en una red social general (Facebook, Twitter, Tuenti…) para los trabajos escolares, habléis con el centro escolar para exponerle estos argumentos. Incluso lo veo poco apto aunque los alumnos-as tengan 15 o 16 años. Insisto que hay otras herramientas. Exijamos también un pequeño esfuerzo a los educadores.

1 comentario

  1. Gracias por este articulo tan interesante e importante.

    Responder

Tu comentario/O teu comentario