Archivo

Tabletas y usuarios infantiles

Tabletas y usuarios infantiles

Ya empieza a ser habitual ver a niños o niñas jugando con una tableta en cualquier lugar y momento. La popularización de estos dispositivos contribuye a que cada vez sean más las familias que cuentan con un iPad o con una tabletas con otro sistema operativo como Android. Y la tendencia es que cada vez vaya a más su uso.

Si echamos un vistazo a la evolución de la tecnología vemos que desde que comenzaron a aparecer los ordenadores portátiles hasta hoy en día, en que son mucho más asequibles y superan ya al parque de ordenadores de sobremesa, han pasado muchos años. Sin embargo estos plazos se van acortando y, por poner un ejemplo, la curva ascendente del uso de smartphones ha sido muchísimo más acusada. Y lo mismo va a ocurrir sin ninguna duda con las tabletas. Por lo tanto viene a cuento ir viendo las oportunidades que ofrecen y sus consecuencias. Y me centraré no en los adolescentes, sino en los niños y niñas de más corta edad, porque son casos muy diferentes en cuanto a uso y riesgos.

Muchos padres y madres están encantados con ellas porque suponen un juguete muy completo para los niños de corta edad. Puede convertirse en un piano, un instrumento musical, un rompecabezas, un cuento interactivo, un dibujo para colorear, un juego de ordenador… El entretenimiento perfecto si se usa en su justa medida. El psicólogo infantil francés Serge Tisseron ha advertido ya de los riesgos que puede suponer un abuso de esta herramienta en edades tempranas, sobre todo antes de los dos años. A esa edad es fundamental el desarrollo del cerebro, que triplica su tamaño. Por lo tanto resulta esencial y natural en el niño en esos primeros años el tocar, morder, golpear todo tipo de objetos. Es su forma de conocer el mundo, de desarrollar su cerebro. Las tabletas ayudan porque son interactivas y les permite jugar con colores, piezas, sonidos… pero les faltan componentes esenciales: la tridimensionalidad, el gusto y el olor. Es por eso que no pueden reemplazar a las experiencias sensoriales de toda la vida. Ya se han dado casos de niños y niñas que, acostumbrados a dibujar en una tableta exclusivamente, al hacerlo en un papel con pinturas convencionales, se sienten frustrados porque los dibujos que hacen “no se mueven”.

Por lo tanto las tabletas pueden ser juegos y herramientas educativas y de desarrollo muy importantes y muy positivas, pero al igual que otros instrumentos, no hay que abusar de ellas ni convertirlas en exclusivas ni, mucho menos, asignarles el papel de “niñeras”. El niño y la niña necesitan seguir jugando con rompecabezas tradicionales, viendo como encajan las piezas, mancharse de pintura, asustarse al ver que algo que cae al suelo se rompe, experimentar a qué “sabe” una pelota que recoge del suelo, pelearse con el hermanito o hermanita por la posesión de un juguete… En fin, todo lo que conforma la educación natural de un pequeño ser humano. Y como complemento, por supuesto, los juegos o actividades con tabletas u ordenadores.

La potencialidad de las tabletas reside en las Apps, las aplicaciones que descarguemos e instalemos en ellas. Algunas son gratuitas, otras cuestan una pequeña cantidad, y unas sólo existen para el iPad o sólo para dispositivos Android, y otras tienen versiones para ambas plataformas.

Os dejo algunos enlaces desde donde escoger aplicaciones para que los más pequeños puedan disfrutar y aprender con las tabletas, recordando los consejos que antes hemos señalado.

Para iOS (iPad y iPhone)

  • Frikids. Apps educativas, creativas y de entretenimiento para niños de entre 2 y 8 años. Son todas para iPhone y iPad.
  • Minus. Una editorial que sugiere las apps en español para niños del 2011, incluyendo juegos y cuentos interactivos. También destinadas a iPhone y iPad.
  • Apps útiles para niños con autismo. Un artículo dedicado a las aplicaciones para niños y niñas autistas y para sus padres.
  • Aplicaciones para niños. Una página con una relación de apps de todo tipo.
  • AppsMama.es. Según sus creadores, las mejores aplicaciones para niños y sus padres para iPad y iPhone.

Para Android

En fin, que la oferta es muy amplia y variada. Conviene, eso siempre, revisar la aplicación antes de que el niño o niña comience a utilizarla, porque el hecho de que esté recomendada o construida para niños no garantiza que sea adecuada.

Así que ánimo si tenéis la oportunidad de disponer de una tableta, sea Android o iPad, porque es una gran herramienta educativa y de entretenimiento para los menores. Pero como en cualquier cosa en esta vida, moderación y variedad. El mundo no se acaba en la tableta.

Tu comentario/O teu comentario