Consejos para menores

Amigos en Facebook

Yo quiero tener un millón de amigos en Facebook

Yo quiero tener un millón de amigos… Quizás no recordéis esa canción de hace años, pero ese mensaje parece ser el que nos transmiten muchas personas en Facebook y en otras redes sociales. Y claro que es muy bueno ser sociable y tener muchas relaciones, pero tened en cuenta que un contacto en una red social no equivale necesariamente a un amigo.

Seguramente habéis oído muchas veces la necesidad de configurar adecuadamente la privacidad en las redes sociales. Y entre las medidas que hay que tomar está la de aceptar sólo como contactos a las personas que realmente conocemos o de las que tenemos referencias. Si lo hacemos de esta manera, y configuramos la privacidad para que nuestras publicaciones, nuestros datos y nuestras imágenes sólo las vean nuestros contactos, estaremos un poquito más seguros. No totalmente, porque desde el momento en que colgamos algo en la Red corremos el riesgo de que se difunda, por mucha privacidad que hayamos configurado.

Pero si a pesar de toda esa configuración correcta de las opciones de privacidad, aceptamos como amigo al primero que nos lo pide… pues es igual que tener nuestro perfil totalmente abierto. Y nunca se sabe qué podrán hacer personas que no controlamos con nuestros datos. Por ejemplo, pueden copiar nuestras fotos y publicarlas en otros lugares, pueden conocer lo que hacemos o dejamos de hacer si lo publicamos en nuestro muro. Pueden suponer una amenaza para nosotros o para nuestra familia si es que tienen malas intenciones, porque les estamos suministrando muchos datos personales nuestros y de otras personas.

Así que un millón de amigos en la vida real, sí, pero un millón de amigos en Facebook… mejor tener unos “poquitos” menos.

Tu comentario/O teu comentario